Temas etiquetados como: ‘ranking universitario’

Brasil arrasa en calidad universitaria

29 mayo, 2013

Acaba de salir dos noticias relacionadas al fascinante mundo de los rankings universitarios.

En primer lugar, los recientes resultados del mundialmente conocido ranking QS Quacquarelli Symonds, conocido en esta región porque es de las pocas o única que publica a la vez, un ranking mundial y uno latinoamericano (para nuestra comparación entre bajitos), y uno asiático. A nivel mundial los resultados destacan la caída de unos puntos de Harvard, pero ahí están casi los mismos repitiendo posiciones: Massachusetts Institute of Technology (MIT), University of Cambridge, Harvard University, UCL (University College London), University of Oxford.

Los resultados son resaltados por QS y a nivel nuestro El Pais resalta lo siguiente:

Brasil domina el ‘ranking’ de las mejores universidades de América Latina

Después de Brasil con sus 81 universidades, aparecen México con 50; Colombia con 42; Argentina con 30; Chile con 30 y Perú con 17. Sin embargo, el índice de calidad de dichos centros brasileños, comparado con el conjunto de los centros de enseñanza superior del continente, aún se queda muy por debajo del ranking mundial.

Algo bueno está haciendo nuestro vecino país y muy cerquita, para aprender y copiar y mejorar, este país junto a México, Colombia y Argentina le dan un fuerte impulso a sus universidades públicas, pero estas dependen de un sistema de educación terciario que es un ministerio o una unidad nacional, a diferencia del nuestro en la que cada universidad navega según sus propios vientos y tormentos.

Calidad y Equidad: y hablando de Brasil, esta noticia es para tomar en cuenta:

Race to the Top

While the U.S. Supreme Court considers whether American universities should take account of race when they admit new students, Brazil is implementing what are arguably the most radical affirmative action measures for universities in the West.

Mientras poco a poco nuestras universidades públicas han dejado de implementar políticas de acceso a poblaciones nativas, nuestro vecino va “contra" la corriente” y asume un compromiso por la equidad en el acceso a educación superior. Bueno, si Beca18 sigue en el camino que se ha trazado puede que llegue a convertirse en el programa estrella del gobierno en esta materia, tenemos que seguir observando su desempeño.

¿Estos rankings, son confiables?

Siempre nos desconfiaremos de estos datos, después de todo son realizados por empresas privadas con sus propias motivaciones, algunas de ellas venden sus servicios de consultorías para puntuar mejor en uno u otro indicador. Se ha creado todo un mercado de la rankinización mundial, que es válido siendo una actividad de interés para la población, por este motivo otras instituciones han creado un Certificado de Calidad para los sistemas de rankings universitarios. Así como se lee, un proceso que garantice que estos resultados se realizan de manera confiable y válido.

IREG’s first quality certificates to rankings systems

IREG, the Observatory on Academic Ranking and Excellence, this month granted the first quality certificates to university ranking systems – QS World University Rankings and Poland’s Perspektywy University Ranking – marking the beginning of a new era for this interesting field.

 

Hopes that the IREG audits will help improve the quality of rankings have been expressed in circles that not that long ago were quite negative towards the idea of ranking universities.

Un dato curioso es que uno de los evaluadores del sistema polaco ha sido el mismísimo Jamil Salmi (economista del cual soy fan), y casi padre intelectual de estos rankings globales,

Rankings y la geoplítica

20 noviembre, 2011

Comparto y abajo está la traducción del google sobre este interesante artículo: Rankings: Methodology, momentum and geopolitics, y que servirá como anticipo a los siguientes post sobre rankings universitarios que han aparecido en las últimas semanas. Sobre todo la parte que relaciona estos resultados con los sistemas educativos, ¿los bajos puestos en los rankings indican un bajo puesto en nuestro sistema educativo universitario?

Aunque está traducido automáticamente mucho mejor es la versión en inglés, hasta un nivel ntermedio como yo puede leerlo.

Rankings: Metodología, impulso y la geopolítica

Los listados son tranquilizadores. Son, por su naturaleza, ordenados y por lo tanto capaz de transmitir una sensación de autoridad. La autoridad de la clasificación mundial universitaria se ve reforzada por una gran cobertura mediática, la atención a sus mejoras metodológicas, y la posterior incorporación de sus resultados al marketing institucional.

La cobertura de los medios da una sensación excesiva de movimientos sísmicos en la búsqueda de posiciones entre las instituciones. Los estudiantes actuales en el Instituto de Tecnología de California podrían pensar que tienen más suerte que la desafortunada promoción que se graduó en el 2010-11, ya que ahora asisten a una mejor universidad que Harvard.

Las contribuciones más reflexivas de rankingslos sitios web de rankings se centran en la metodología y solicitar aclaraciones. De los tres listados grandes –Times Higher World University RankingsQS World University Rankings, and Shanghai Rankings– diferentes niveles de esfuerzo se gastan en la explicación de cómo se ensamblan. Pero ¿las respuestas proporcionan más seguridad y hacen argumento convincente de objetividad y neutralidad? Depende del contexto: a más amplio marco de referencia, menor tranquilidad.

The Times Higher es el más asiduo en el descifrado de su enfoque y en la respuesta a los críticos. En él se enumeran los 13 criterios en su sistema de puntuación , incluyendo citas de investigación (30% de la puntuación), la reputación de la investigación (18%), la reputación de la enseñanza (15%), los ingresos de investigación (6%), los ingresos de la industria (2,5%), los ingresos por académicos (2,25%), resultado de la investigación por académicos (6%), el personal y los estudiantes ratio (como sustituto de la calidad de la enseñanza – 4,5%), proporción de personal internacional y nacional de los estudiantes (5%). Los dos puntajes de reputación, o “percepción de prestigio”, basado en 17.500 retornos de los académicos en todo el mundo y recopiladas por Thomson Reuters, que hasta 1/3 del total.

La metodología QS es más simple y menos detallada. Seis criterios se indican, cada uno ponderado de un nivel adecuado “. Estos son: la reputación académica (40% de la puntuación), la reputación con los empleadores (10%), la facultad-estudiante (20%), citas por profesores (20%), la proporción de profesores internacionales (5%) y la proporción de los estudiantes internacionales (5%). Reputación académica se basa en declaraciones de unos 33.000 académicos y la reputación del empresario en declaraciones de 16.000 empleadores.

El ranking de Shangai, ahora publicado por ShanghaiRanking Consultoría y también conocido como el Academic Ranking of World Universities, publicó sus resultados en agosto. Se opta por lo que es más fácil de cuantificar: Resultados de la investigación científica Sus indicadores parecen verdaderamente peculiares: el número de funcionarios y ex-alumnos que ganaron el Premio Nobel y Medallas Fields (20% para el personal de + 10% para los alumnos), el número de “altamente citados “los investigadores, en 21 disciplinas, elegidos por Thomson Scientific (20%), el número de artículos publicados en Nature y Science (20%), el número de artículos indexados en el Science Citation Index y el Social Sciences Citation Index (20%), y por cápita de rendimiento con respecto al tamaño de una institución (10%). Más de 1000 universidades se han clasificado en Shanghai (más que el número de premios Nobel desde 1901) y las 500 mejores son enumeradas.

En un guiño evidente para “balancear” a las instituciones que se especializan en humanidades y ciencias sociales, los resultados en Nature y Science son ignorados y se ponderan y se reasignan a otros indicadores. La enseñanza es ignorada.

Un supuesto que sustenta estos ejercicios – y esto es explícito en el ranking QS, que se dirigen directamente a los futuros estudiantes – es que los estudiantes utilizan clasificaciones para seleccionar a sus universidades. Me parece una suposición razonable, pero no se ofrece información sobre la importancia, y para que los estudiantes. Un útil dirigir se puede tener, urankingsSin embargo, desde 2010 hasta 11 datos de Barómetro Internacional de Estudiantes i-graduado. Esto demuestra que el 15% de los estudiantes en el Reino Unido (a partir de una muestra de 70.500), dijo que las clasificaciones les ayudó a elegir una universidad – muy por debajo de otros factores como los amigos, el sitio web, los padres, visita institucional, los maestros. En cuanto a la importancia, 11 de otros factores que superó en la clasificación. La más importante fue la calidad de la enseñanza, seguido por el costo.

The Economist especuló que el año pasado con financiación propia (o padre-financiado) de los estudiantes parece importarle más sobre los rankings de tabla de la liga-que aquellos que reciben apoyo del Estado “. Una vez más, esto es plausible, pero no nos damos cuenta de los datos.

El enfoque en la metodología podría llevar a la conclusión de que la lista del Times Superior posee mayor autoridad.Es más cuidadoso en su enfoque y utiliza indicadores financieros. Pero QS emplea a un grupo más grande de la porción de reputación y es el único a considerar después de la graduación de empleo.

Pero en el mundo habitado por la Universidad de la alta dirección, la metodología no importa. Cuando hay muchos para elegir en el mercado global, la metodología tiene un distante segundo a correr con la que retrata el resultado más favorable. Este año, la mejor lista de Caltech es el Times Higher. Lo mejor de Cambridge y Lausanne es QS. La mejor lista de Harvard y Ginebra es Shanghai.

Mirando a través de la lente nacionales, la lista más ventajosa para Australia y Japón se QS. Los canadienses deberían preferir el Times Higher, ya que su país es el único que tiene más entradas en sus primeros 50 que en las otras listas. (También existen las listas nacionales muchos, en los EE.UU., la National Science Foundation y la Guía de las mejores universidades de EE.UU. Noticias podrían llevar más resonancia que los tres grandes listas internacionales, aunque el proceso tiene sus críticos allí también .)

Todo esto es dudoso. Uno de los más cuestionables – y con entusiasmo comprendido – los aspectos de la clasificación es la extrapolación de las metodologías de la institución basado en tablas de la liga nacional. Cada año, el Reino Unido dice que tiene el segundo mejor HE sistema en el mundo, y este año la prensa irlandesalamentar una crisis en la educación superior indica la clasificación disminuido. Tales consideraciones mantener el interés, la demanda y el impulso.

Philip Altbach del Boston College hizo un punto crucial a principios de este año cuando se dio cuenta que las clasificaciones “presumir un inexistente juego de suma cero” . Cuando una universidad asiática se mueve hacia arriba en el top 100, otro tendrá que desplazarse hacia abajo, porque sólo puede haber 100 en el top 100. Según él, “A medida que menos estadounidenses y universidades británicas, inevitablemente, van a aparecer en el top 100 en el futuro, esto no significa que las universidades están en declive. En cambio, la mejora se lleva a cabo en otros lugares. Este es un motivo de celebración y no apretones de manos. “

Después de los cambios del año pasado, la metodología al por mayor, Superior de The Times informa que el ejercicio de este año incluye sólo algunos retoques adicionales a los indicadores: los ingresos de investigación, la proporción de que los ingresos procedentes del sector público se abandonó en favor de una nueva medición de la colaboración internacional en investigación salida. El primero, dijo, carecía de datos comparables entre países.

Esto funciona en sus propios términos y el próximo año, al menos uno será nuevo y mejorado. Sin embargo, el ejercicio en general carece de la consideración de vastas regiones del mundo. La industria de la clasificación no ha respondido aún a la (ocasional) exige que se ocupe de su impacto sobre el poder político en los países y en el paisaje geopolítico más amplio.

En un apretones de manos artículo en el Hindú fin de semana pasado, se señaló que el número de Premios Nobel ganados por académicos con sede en la India es igual a cero. En una amplia re-tweet artículo sobre el sitio web de EL , Adam Habib, vicerrector de la Universidad de Johannesburgo, escribió que siguieron a los resultados con desconcierto y que esperaba que las universidades africanas resistieron permitiendo tablas de clasificación para “determinar sus decisiones estratégicas hacer “.

Ofreció una serie de ejemplos concretos para demostrar cómo la realidad de su universidad no es capturado por los rankings. Casi la mitad de los profesores enseñaban a los estudiantes diploma, los indicadores de citación desgracia pequeños sistemas nacionales, la atención a la proporción de estudiantes de doctorado desventajas universidades en el mundo en desarrollo que formar a los profesionales de primer grado y el nivel de maestría.

Llegó a la conclusión de que si las comparaciones no son ‘junto a la especificidad de cada contexto “, se vuelven odiosas. Dijo que la consecuencia más benigna de las clasificaciones se aumenta la uniformidad en todo el sistema mundial de educación superior. Lo más peligroso sería el “descarrilamiento de la agenda del desarrollo y la continua reproducción de la pobreza, la desigualdad y la marginación en el mundo en desarrollo”.

Numerosas conferencias internacionales se construyen alrededor de la obligación de las universidades para responder a las cuestiones transfronterizas. Muchos mejores universidades que se benefician de la clasificación también se dedican a las actividades internacionales que tienen por lo menos en parte los objetivos altruistas, como la creación de capacidad a través de asociaciones multilaterales con sus homólogos de los países en desarrollo. Sin embargo, la influencia geopolítica de las clasificaciones de tira en la otra dirección.

El argumenta que la “utilidad de la clasificación supera las preocupaciones” . Esto es más fácil de discutir en el mundo desarrollado. Pero en otros lugares, los gobiernos pueden estar más inclinados a gastar valiosos recursos en un esfuerzo por “ponerse al día” con los mejores. Esto es beneficioso por lo menos en el sentido de que es preferible el uso de la riqueza de una nación que las armas de destrucción masiva. Sin embargo, las condiciones de contratación han sido establecidos por otros, en otros lugares.

La excelente GlobalHigherEd blog se refiere a las cuestiones más amplias de poder en sus envíos escépticos en el ranking. Se argumenta la necesidad de, entre otras cosas, un órgano de supervisión independiente para regular la industria. Se sugiere que el Observatorio Internacional sobre Tráfico y excelencia académica , encargado de supervisar la calidad de las clasificaciones, se ve comprometida por la presencia de representantes de la industria ranking en su ejecutivo . Aunque IREG ha adoptado normas de auditoría de su mandato, sino que también se podría añadir que las consecuencias globales a largo plazo mencionado aquí no figura en su mandato.

Voces pidiendo precaución son pocas y dispersas, y la reacción clasificación parece estar todavía muy lejos. Se mantendrá distante hasta el momento en que la retórica sobre el papel de la academia para abordar los problemas mundiales se convierte más en una realidad. Este es el lado menos tranquilizadora de estas listas.

WL

La carrera interminable de los rankings

19 junio, 2010

La carrera pareja de los MBA


El último número de la revista AméricaEconomía nos presenta el último ranking MBA de América Latina, noticia importante para el sector empresarial, puesto que muchos gerentes y aspirantes a estos puestos lo toman como un indicador para matricularse y así subir sus bonos en el competitivo mundo del management. Para el caso peruano resulta interesante la competencia sana que existe entre Centrum de la PUCP y ESAN, este año ESAN subió sus puntos en algunos indicadores y se pone un puesto (14) adelante que su competidora, lo que se evidencia en la publicidad que ahora muestran orgullo.

Las dimensiones que han tomado en cuenta son
: Fortaleza académica,
Producción y difusión de conocimiento, Internacionalización, Poder de Red, y
Ambiente de negocio; entre los estándares interesantes a anotar están el número de Ph.D. número de publicaciones; los convenios internacionales; entre otros. Les recomiendo leer el ranking, han cambiado su metodología este año, como para anotarla.

La carrera desigual por la investigación


Más importante, pero en nuestro medio menos vistosa, es la carrera por liderar la investigación en el país. Aunque sea algo baladí, puesto que nuestro país le dedica poquísima importancia (medida en el PBI invertido); siempre será considerado un indicador de la potencialidad de un país, acaso noten que los países emergentes como China, India o Brasil, le otorgan una gran importancia al tema. En este caso, y a diferencia de los MBA nuestro país está muy a la zaga, algo que revela nuestras carencias y necesidades institucionales.

SCIMAGO publicó hace algunas semanas su ranking 2010 para Latinoamérica, que repite la experiencia del año pasado. Aquí están las pocas universidades en el Perú que hacen investigación, los que hacen la lucha y que aparecen en este ranking:
UPCH (78)
UNMSM (123)
PUCP (157)
UNI (249)

Ojo que existen más en la lista de 489 universidades; así que los invito a revisarla de principio a fin.

Y otro OJO más grande, en varias oportunidades he manifestado mis reparos a los rankings como manera de evaluar la calidad universitaria, recuerden que es una manera sesgada de evaluarla, por lo que deben tomarlas con pinzas; sin embargo hasta la actualidad es una de las más populares y tenerlas en cuenta sirve para estar en la vitrina, Xavier Pujol nos revela algunos secretos para lograr un mejor posicionamiento en uno muy especial, el de Shangai.

El mejor centro de investigación del mundo

7 noviembre, 2009

https://i1.wp.com/3.bp.blogspot.com/_7mwr4fqHguk/Sbq2oiVUNPI/AAAAAAAAA2s/4VUqI-RKhHw/s320/UPCH-x.jpg?resize=143%2C189Producen odio o admiración, pero nunca indiferencia, los rankings universitarios son; por ahora, una de las formas más reconocidas (y marketeras) de responderse a la pregunta ¿soy la mejor?

En esta oportunidad y gracias a Mario, pude conocer los resultados del ranking SCIMAGO, que clasifica a los mejores centros de investigación del mundo, básicamente en términos de citaciones e impacto.

Eso si, debemos tomar con pinzas estos criterios, por ejemplo Altbach en The tyranny of citations, ya criticaba en su momento los sesgos que producen la ponderación de las citaciones en las ciencias “duras”.

Pero veamos lo resaltante para el Perú, el único representante que aparece en el ranking es la Universidad Peruana Cayetano Heredia (Nº 1851), que demuestra el trabajo que la UPCH está demostrando en materia de investigación (su principal fortaleza), lo que debería animar a las demás universidades a tomar con responsabilidad este tema. Alguna vez escuché de su rectora que su principal fuente de ingresos económicos era producto de sus investigaciones, cosa totalmente diferente a algunas universidades que priorizan los fondos provenientes de las matrículas.

Echen un vistazo al ranking, y dato curioso (para mi), el primer lugar es para el Centre National de la Recherche Scientifique de Francia.

El gran debate sobre la educación superior

20 octubre, 2009

La semana pasada apareció el ranking de universidades de la Times Higher Education, lo que ha causado revuelo en Chile, México, España, entre otros, año a año el impacto de estos rankings ha crecido, debido a su carácter popular y una mayor facilidad para entender sus criterios de calificación.

Lo importante de estos resultados, tanto (pero no comparables) como los que se suceden luego de los de PISA o UNESCO (pero que tampoco son importantes por estos lares) es la calidad del diálogo sobre el papel de la sociedad (o del Estado) en la formulación de políticas públicas en educación superior, algo inexistente por estos lares.

Mientras tanto, nuestros únicos puntos de agenda en educación superior serán los referidos a la espera eterna de una nueva ley universitaria (que deroge urgentemente a una ley actual desfasada e hija de la constitución anacrónica del 79), y  la homologación de sueldos de los docentes universitarios (contemplada en la actual ley universitaria).

Más info con los amigos de IES: La obsesión por el ranking o el mundial de universidades

o con JJ Bruner: A propósito de los rankings

Ah, como anécdota, la única universidad latinoamericana presente en el ranking es la UNAM de México.

¿Universidad de clase mundial? no gracias

25 agosto, 2009

decisions_no_thanks

Aquí inicio una serie de post que voy a etiquetar como “no gracias”, los tenía bien guardados como borradores pero el comentario de @vicentejuan al último post me animó a sacarlos a la luz. La idea es darle una mirada critica y de este modo ampliar el panorama y encontrar otras soluciones al tema planteado.

Antes de continuar, recomiendo revisar el tema original: “Universidad de clase mundial, de Malasia al Perú”, o seguir la discusión gracias a los aportes de Dante, en el facebook

El tema de la universidad de clase mundial, ha cobrado una relativa importancia a partir de la publicación de rankings mundiales, lo que ha supuesto mayor visibilidad y comparabilidad entre las universidades del mundo. Por ello, algunos autores (el más conocido Jamil Salmi) han establecido algunas características comunes a las mejores universidades: atraen el talento (estudiantes y docentes), cuentan con recursos (debido a sus variadas fuentes de financiamiento) y tienen un gobierno que facilita la competitividad sin perder la libertad académica.

Sin embargo, plantear estándares comunes para las los diferentes tipos de instituciones universitarias podría resultar contraproducentes ya que se pierde de lado el aspecto sociocultural y la propia identidad de la universidad, ¿Cómo ser una universidad de clase mundial, cuando ni siquiera lo somos para nuestra comunidad?

Veamos la opinión de los directivos universitarios, sobre los resultados en los rankings universitarios.

¿Cuál es el impacto de tu universidad? Pero primero, ¿tienen indicadores de gestión que evalúen el impacto?

Universidad de clase mundial, de Malasia al Perú

2 agosto, 2009

image Cuando en el 2005,apareció el ranking mundial del Times Higher Education Supplement, la noticia, soslayada por el mundo universitario, fue tomada como una anécdota por algunos rectores que la conocieron meses después en foros internacionales o cuando era mencionada por algún especialista en el tema. Sin embargo, lejos de aquí, en Malasia, el asunto se convertiría en cuestión de Estado, al conocerse la escasa presencia de sus universidades en el ranking (sólo 2 estaban presentes).

Parte de esta anécdota, relatada por Jamil Salmi en un articulo obligatorio para los interesados en el tema, formaría parte de la historia sino es porque aún en el 2009 pocos rectores o directivos universitarios desconocen el tema y sus implicancias para una futura reforma universitaria a escala global.

Conocidas también como “universidad con tendencia a la investigación”, “universidad de élite” y demás nombres, las universidades de clase mundial o “world-class university“ hace referencia a la universidad diseñada para la economía del conocimiento.

Entre otras cosas, lo que caracteriza a estas universidades es que disponen de profesores altamente calificados, investigación de excelencia (la mayoría publicadas en revistas indizadas), la calidad de la enseñanza, un gobierno de alto nivel así como fuentes de financiamiento no gubernamentales disponibles, estudiantes internacionales y talentosos, la libertad académica, estructura bien definida para la gestión autónoma, instalaciones bien equipadas para la enseñanza, la investigación, la administración, y, a menudo, la vida estudiantil (adaptado del articulo de Samil).

Resumiendo, 3 factores a tomar en cuenta: Concentración del talento (en docencia y estudiantado), Abundantes recursos (producto de diversas fuentes de financiamiento); y, un adecuado gobierno que facilite la competitividad sin menoscabo de sus libertades académicas.  Todas estas en una armonía necesaria para funcionar serían las claves para estar en el privilegiado grupo de universidades top.

El término; muy marketero por cierto, ha sido quizás trivializado a raíz de la presentación de diferentes rankings mundiales entre las que destacan la tradicional THES (la inglesa del Times), y la más conocida y comentada en los últimos años: la ARWU (la china de Shangai). Como hemos comentado anteriormente, a veces nos fijamos excesivamente en los resultados sin tomar en cuenta los procesos o contextos que las hacen posible.

Sin embargo, el tema nada trivial por cierto, es que hace unos 30 años, Malasia fue un exportador de materia prima como lo es el Perú ahora, y fue la obsesión por salir de ese círculo vicioso y apostar por la investigación y la tecnología la que la ha puesto dentro del sitial actual, y es esa preocupación constante por su capital humano y la generación del conocimiento lo que convierte en un escándalo nacional, las escasas posiciones en los rankings.

Así que si eres un rector obsesivo por que tu universidad sea “world-class”, pues revisa el libro de Salmi: The Challenge of Establishing World Class Universities. O empieza con el paper.

Shangai Kids

24 septiembre, 2008

Acaso la esperanza me hizo revisar la tabla excel y buscar al Perú, pero nada, lo más cercano es Perugia, los más cercanos geográficamente son Brasil y Chile.

Me refiero a los resultados del ranking chino que en su versión 2008 no ofrece alguna novedad para el sistema universitario peruano.

Mientras tanto, sigamos esperemos el nuevo ranking peruano.

Soy la mejor

25 octubre, 2007

En el mundo académico existen varias palabras que intentan señalar la calidad de una institución, así las universidades se dicen de sí mismas que están: certificadas, premiadas, acreditadas, rankeadas, etc.

En el fondo todas quieren decirnos que son las mejores:

1.

image

Clásica campaña de marketing, ¿pero acaso Apoyo evalúa la calidad de las universidades?

2.

image

Interesante premio de la UPAO, visiten la web del Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa para conocer mejor esta premiación.

3.

image

CONAFU NO acredita, ellos autorizan el funcionamiento de universidades; por lo que el mensaje es engañoso.

4.

image

San Marcos y el primer puesto en el ranking universitario del Perú.

5.

image

Adecuado uso del lenguaje, efectivamente el ISO 9001 se certifica mediante una agencia y evalúa en este proceso la gestión de los programas; pero hace falta más para evaluar los perfiles y los procesos académicos, para eso ellos están acreditados por la AMBA.

6.

image

La UPCH ya tenía acreditada la carrera de estomatología mediante el CNA ahora con su acreditación institucional (mediante el CINDA) se pone a la cabeza de estos procesos en el Perú. Aqui el encabezado es correcto, ya que en ambos casos la acreditación es internacional.

En otro post explicaré mejor las diferencias entre cada una de estas palabras.

Estas imágenes las tomé hoy día 25 de octubre entre las 2 y 2:30 pm.

¿Cómo va la evaluación de tu carrera?

27 septiembre, 2007

La semana pasada en mi visita a la Universidad del Centro, tuve la oportunidad de escuchar los informes sobre los avances de la autoevaluación de cinco de sus carreras: Administración, Ing. Sistemas, Ing. Industrias alimentarias, Trabajo Social, Ing. Mecánica y Medicina.

Luego de Medicina (que acreditó su carrera ante la CAFME antes de que esta cerrada), la carrera de Administración es la que más a avanzado en este proceso, encontrándose en la interpretación de los resultados encontrados luego de la aplicación de sus encuestas. El resto de carreras se encuentran diseñando o adaptando su modelo de autoevaluación.

Si bien cada representante expuso los avances en su carrera, no había una claridad en los plazos de la autoevaluación; así, resultaba extraño que varias de estas carreras que habían empezado juntas su proceso se encontraran tan disparejas en sus avances. Al parecer no había un buen seguimiento de arte de la Comisión Central de Autoevaluación, por lo que el avance dependía muchas de la voluntad de los miembros de las comisiones, pero ¿cómo hacer este seguimiento?

Un ejemplo claro lo presenta San Marcos, que realiza un “ranking de autoevaluación” de carreras, consistente en asignar un porcentaje de avance de acuerdo a la fase de autoevaluación en la que se encuentran.

En el siguiente cuadro podemos observar lo simple que puede resultar monitorear el avance de la autoevaluación:

Fase

Calificación del Avance (%)

1

Organización según las normativas

3%

2

Planeamiento, ejecución y evaluación del programa de sensibilización

18%

3

Adaptación de la matriz de autoevaluación UNMSM

26%

4 Elaboración de los instrumentos de recolección de datos, validación de los instrumentos

36%

5

Recolección de la información

61%

6

Procesamiento de la información

71%

7

Análisis de la información (juicio de calidad y planes de mejora)

81%

8

Elaboración del informe de autoevaluación

98%

9

Entrega del informe de autoevaluación

100%

Fuente: Ranking de Autoevaluación en San Marcos

Tal vez si estos indicadores lo asociaramos con incentivos sociales o económicos, podríamos ser hacer más eficaz el proceso.